LA MAGIA DE LA DANZA DEL VIENTRE

Las mujeres que practicamos la Danza del Vientre o Bellydance, conseguimos fortalecer y flexibilizar todos los músculos de nuestro cuerpo, captamos energías positivas, nos dulcificamos, nos conectamos de una manera más profunda con nuestra feminidad, sensualidad y belleza llenándonos así de herramientas muy poderosas para hacer a nuestro cuerpo más sano, activo, dinámico, femenino y sutil.

He comprobado que con la Danza Árabe se sueltan tensiones profundas, se dulcifica la mirada, se adquiere un estilo femenino propio y se genera una especie de “aura misteriosa” que despierta el interés de las personas que nos rodean.

Las danzas orientales en general, son las danzas con las que más conseguimos disfrutar de nosotras mismas, al bailar logramos sentir una deliciosa mezcla de placer y euforia al mismo tiempo. Nos ayuda a despejar la mente y sin darnos cuenta cultivamos la magia, sensualidad, belleza y delicadeza en nuestro ser y en todo lo que nos rodea.

Son muchos los beneficios que se le atribuyen a la práctica de la Danza Árabe, tanto en el cuerpo físico como en el cuerpo energético, en la mente y en el espíritu. Para mí, es fascinante percibir la conexión que se logra entre el cuerpo, la mente y el alma, como se llega a conocer mejor tu cuerpo y entenderlo al tiempo que lo aprecias y lo disfrutas.  Gracias a la Danza del Vientre, se logra una mágica conexión que nos permite a las mujeres tomar conciencia de nuestra feminidad y fuerza, tomar conciencia de todo nuestro cuerpo que se traduce en bienestar en diferentes niveles.

 

Además de los beneficios físicos, como el incremento en la elasticidad, fuerza, energía y respiración, la Danza Árabe funciona también como una maravillosa terapia para el alma. Al estar conectadas con nuestro cuerpo y con la danza, logramos soltar la mente y liberarnos de los juicios, lo cual se traduce en un incremento en la autoestima, reduce la timidez, nos permite aceptarnos y disfrutarnos más tal como somos, nos desconecta de la cotidianidad y nos lleva a un espacio mágico donde reinan la fluidez de los movimientos, la alegría de bailar y el gozo de compartir con más mujeres un espacio especial para nosotras.

La danza árabe actúa directamente sobre los centros de energía en el cuerpo, eliminando bloqueos, tensiones y problemas de comunicación entre ellos, armonizando y dejando fluir esas energías por todo el cuerpo. La Danza estimula el buen humor, la sensación de bienestar y agilidad, la actitud de entrega y generosidad en las relaciones humanas, haciéndonos así más sociables, extrovertidas, sensuales y activas.

Danza, hoy y siempre, disfruta de la Danza de la vida, haz que cada instante en tu vida sea una danza.Celebra, Vive, Goza y Danza Siempre.

4 comentarios en “LA MAGIA DE LA DANZA DEL VIENTRE”

  1. Avatar

    Guardamos tantas cosas en el alma, cosas que no notamos pero nos pesan. Leer sobre magia te deja la opción de creer o no, pero cuando vives la magia y sientes como clase tras clase vas soltando más y más el cuerpo, y vas conectando con tu Ser, definitivamente algo cambia y tes das cuenta de lo maravilloso de esos espacios, al punto de necesitarlos.
    La danza árabe siempre ha sido parte de mi vida familiar, pero en estos espacios me encuentro a mi misma en una libertad que enamora el alma y que te conecta con cada mujer que baila a tu lado, y te llena de una energía vital y multicolor.
    Va más allá de un baile, es vibrar con la fuerza que llevas dentro y conectarte de la mano de una guía maravillosa que hizo de esto su mensaje de vida para todas las que nos acercamos. Definitivamente es algo que toda mujer debería regalarse en algún momento.
    Gracias!

    1. Anasi

      Permitirnos creer en la magia y recibirla con los brazos, el corazón y la mente abierta.. Definitivamente esta danza alimenta el alma, nos lleva en un viaje en el que florecemos, nos conectamos, brillamos y nos permitimos vivir SER MUEJR!

  2. Avatar
    Maria Alejandra Ramirez Hernandez

    A pesar de mi ausencia en la academia, puedo decir que es verdad, la danza del vientre me cambio mucho, me siento orgullosa de ser mujer, me permitió compartir con mujeres admirables y que luchan día a día pero sin perder de ser femeninas. Muchas Gracias Anasi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *