..theologie-naturwissenschaften.de.. Wer ist er? Arzt erkundigte levitra preise 20 12 sich, den Kopf in Richtung Fräulein Nicken, dass unser neuer Buchhalter ist, der bekam Max geantwortet. So haben Sie eine Buchhalterin eingestellt, Arzt kommentiert. Was haben Sie Nun, warum nicht? Max erwiderte. http://www.theologie-naturwissenschaften.de/viagra-24-stunden-lieferung.html Wir haben mit ihrem ersten Klasse, eine priligy senza ricetta http://www.theologie-naturwissenschaften.de/wo-bekomme-ich-priligy-ohne-rezept.html Nummer eins Referenzen, Arzt, und obwohl mehr lesen sie an diesem Morgen nur kommen, arbeitet sie glatt wie sie bereits mit sechs Monaten. Zum Teil ganz gleich, ob würde eine Buchhalterin http://www.theologie-naturwissenschaften.de/cialis-kaufen-billig.html haben, oder ein Ich weiß, Arzt fort, aber Damen in der Wirtschaft wie das Salz in der cawfee.

SHOW AISHA

SHOW AISHA – Abril 14 de 2015

Bogotá, Teatro Belarte

Show “Aisha” “Enérgica, Alegre, Próspera”. Muestra Anual de alumnas y profesoras de Academia Anasi. Con coreografías de Anasi, Ilian Liab y Maisha. 50 bailarinas en escena en compañía del grupo musical Ruwád. Fotografías de: María Conchita Cortes y Federico Sánchez.

DANZA ÁRABE ALAS DE ISIS

Se trata de un elemento de aire utilizado en la danza árabe moderna. Se dice que se denominan así por la influencia faraónica de la Diosa egipcia Isis, madre de Horus, hija de Ra, el dios solar. La vemos representada generalmente abriendo sus brazos alados para bendecir y proteger a sus devotos e hijos, reconocida como la diosa madre, la reina de los dioses, diosa de la maternidad y del nacimiento.

Las Alas de Isis se utilizan en las Danzas Orientales de fantasía, es un elemento que otorga al espectáculo un toque impactante, colorido y grandioso.
Las Alas son muy versátiles, permiten crear secuencias y coreografías interesantes, únicas. Por tratarse de un elemento de las danzas de fantasía, musicalmente, pueden utilizarse diferentes ritmos y melodías en las que se combinan los movimientos de las danzas árabes con grandes desplazamientos, giros y maniobras con las Alas. Las Alas nos permiten crear coreografías tanto individuales como grupales, siendo siempre llamativas e inolvidables.

Los bailes grupales con las Alas de Isis, requieren de coordinación, orden y marcaciones muy claras para que el espectáculo sea y se vea majestuoso. Los bailes individuales permiten grandes desplazamientos, cambios y figuras rápidas y sorprendentes.

Al bailar con Alas, se puede “jugar” con diversas expresiones y sentimientos, las alas permiten pasar del misterio y la sensualidad a la celebración y alegría. La bailarina puede “esconderse” dentro de las alas, con diferentes figuras, lo que genera un toque de misterio; al salir puede hacerlo de manera sorpresiva rompiendo el misterio con fuerza y alegría, o puede salir de manera lenta, seductora manteniendo un toque de sofisticación y sensualidad. Los giros pueden ser rápidos alegres y fuertes, así como pueden realizarse lentamente, haciéndolos suaves, elegantes y románticos. La velocidad y la fuerza de los movimientos de las alas marcan la diferencia de lo que se quiere expresar en la danza.

Existe gran variedad de estilos de Alas de Isis, es importante al elegir las alas probar con cual de esos estilos te sientes mejor. Varían en materiales como: Organza, Fibras Sintéticas, Lamé, Seda. Las hay de colores fuertes, suaves, combinados, en degradé, traslúcidas.

Danza árabe con Chinchines

Nuestro cuarto articulo de la serie Hablemos de Danza, artículos que estaremos publicando cada 20 días, donde compartiremos sobre estilos, elementos y ritmos de las Danzas Árabes desde el punto de vista de Anasi.

Chinchines (Hablemos de Danza Árabe)

Los Chinchines son conocidos también como Zills, Zaggat, Cymbals y Crótalos. Instrumento de percusión, compuesto por platillos normalmente de bronce, que se sujetan al pulgar y el dedo medio de cada mano. Para hacerlos sonar, se chocan entre sí. En su origen eran hechos de madera, parecidos a las castañuelas.

La bailarina a menudo utiliza este instrumento para acompañar a los músicos, mostrando habilidad y destreza al bailar y tocar a la vez.

Academia Anasi chinchines

Se requiere conocimiento en ritmología árabe para una correcta interpretación de este instrumento.

Al principio, los chinchines no son fáciles de manejar, en especial cuando se quiere tocar y bailar al tiempo; todo cuestión de práctica, es mejor aprender a tocarlos primero, e incorporar el movimiento después, empezando siempre por movimientos sencillos, rítmicos manteniendo la misma cadencia, e ir aumentando la velocidad y dificultad poco a poco.

Para empezar a tocar los chinchines es importante hacer un buen calentamiento en las manos, dedos, muñecas y brazos para evitar dolores, calambres o lesiones.

Una canción se puede acompañar marcando el ritmo principal como este suena, se puede adornar con diferentes combinaciones de toques, o hacer una mezcla de las dos opciones.
Entre los ritmos más utilizados en la Danza Árabe que se pueden acompañar con los chinchines están: Maqsum, Baladi, Saidi, Karatchi, Ayoub, Fallahi, Malfuf, Saudi, Chiftetelli, Masmoudi Kebir, Bolero, Samai. Crear diferentes alternancias en el acompañamiento teniendo como base la estructura de cada ritmo es un arte de precisión, que adorna la pieza musical y hace el baile interesante.

La coordinación, ritmo y precisión son características importantes al bailar tocando los chinchines. Se puede acompañar toda una canción con los diferentes adornos rítmicos, o solo algunas partes haciendo mayor énfasis en el toque que en el baile. En las coreografías grupales el toque de los chinchines es imponente y llamativo; en los bailes individuales se ve más fuerza en la coreografía. Los chinchines son también un complemento ideal para acompañar solos de tabla creando una comunicación de pregunta y respuesta entre percusionista y bailarina. Cuando se tiene un completo dominio de los chinchines se puede inclusive hacer un baile sin orquesta ni pista, creando su propia música.

Aprender a tocar chinchines requiere de tiempo, paciencia y perseverancia, es realmente un esfuerzo que vale la pena dado el resultado, bailar y tocar al tiempo es una gran experiencia que marca una diferencia en la bailarina.

Danza árabe con abanicos de seda

Nuestro tercer articulo de la serie Hablemos de Danza, artículos que estaremos publicando cada 20 días, donde compartiremos sobre estilos, elementos y ritmos de las Danzas Árabes desde el punto de vista de Anasi.

Danza árabe con abanicos de seda. (Hablemos de Danza Árabe)

Abanicos de Seda, uno de los elementos que se ha incorporado a la Danza Oriental en los últimos años.

Los abanicos no hacen parte de la tradicional danza del vientre, son más una influencia de las danzas asiáticas y el flamenco. Al incluirlos dentro de esta danza se ha creado una fusión llena de color, magia y movimiento. Una hermosa fusión donde la sensualidad y misterio del uso de los abanicos, combinado con la suavidad y el vuelo de los velos de seda, hacen de esta danza una experiencia maravillosa.

Academia-anasi-abanicos-de-seda

Los abanicos de seda como elementos de aire, se convierten en una extensión de los brazos de la bailarina; su destreza se demuestra al combinar el ritmo y la coreografía con los Abanicos.

Manejo de los Abanicos: Pueden utilizarse abiertos y/o cerrados, con ellos se hacen giros, espirales, ondas, figuras, poses etc. Este elemento se usa en coreografías grupales y en bailes individuales; es versátil y llena el espectáculo de color. Una buena alternativa para hacer inolvidable tu presentación.

Por tratarse de un baile Fusión, la música que se utiliza para la danza con abanicos de seda es muy variada, desde ritmos clásicos egipcios hasta melodías modernas, también el uso de canciones rápidas, lentas y románticas. Se ve en algunas coreografías con Abanicos la incorporación de pasos y movimientos de danzas clásicas japonesas, chinas y tailandesas, lo cual le brinda una mezcla interesante entre lo clásico y lo moderno.

En las coreografías grupales se acostumbran a hacer varias figuras uniendo los abanicos de las bailarinas: círculos, flores, espirales, filas. Se hace más interesante el baile cuando se juega con los desplazamientos en el escenario y el movimiento de los abanicos mientras que se organizan para la creación de las figuras, de esta manera, la figura creada casi “aparece” ante los ojos de los espectadores como una sorpresa. En los bailes individuales es más común ver los giros y los grandes movimientos de los brazos para hacer que la seda vuele alrededor de la bailarina.

Utiliza los abanicos de seda para agregar color, movimiento, vida, fuerza y vuelo a tu danza, estos tienen un encanto único e inolvidable.

Danza con Bastón

Nuestro segundo articulo de la serie Hablemos de Danza, artículos que estaremos publicando cada 20 días, donde compartiremos sobre estilos, elementos y ritmos de las Danzas Árabes desde el punto de vista de Anasi.

Danza con Bastón. (Hablemos de Danza Árabe)

La danza del Bastón o Racks el Assaya, es una danza principalmente folclórica. Tiene su raíz en las danzas de los pastores del sur de Egipto (Tahtib), quienes llevaban un bastón para ayudarse en su trabajo. Las bailarinas de danza oriental adoptaron el bastón en sus danzas de folclore, en una hermosa combinación de equilibrio y destreza combinado con una danza alegre, coqueta y divertida.

Actualmente existen diferentes fusiones de la danza árabe o Belly Dance, por lo cual las bailarinas utilizan el bastón (o los bastones) en sus coreografías de fantasía. En estas creaciones coreográficas, se demuestra habilidad en el dominio del elemento y destreza en el baile, procurando siempre mantener la marcación del ritmo generalmente utilizado en esta danza que es el Saidi.

Además del bastón y el ritmo (Saidi), el traje también caracteriza este estilo de danza. En Raks el Assaya se utilizan generalmente vestidos enterizos con un cinturón o caderín amarrado a la cadera y una pañoleta decorando la cabeza.

Danza-Arabe-con-Baston

En la danza tradicional del bastón, no se muestra el vientre, sin embargo, en la actualidad se encuentran diversos espectáculos de esta danza en que las bailarinas visten con sus trajes de bellydance, esto debido a las fusiones y diversidad de estilos y bailes de fantasía.

Cuando se baila con bastón, hay un toque de alegría, coquetería y diversión al mismo tiempo que se demuestra destreza y dominio del elemento. Con el bastón se pueden hacer muchas cosas: Acompañar el movimiento; Enmarcar el cuerpo dejando el bastón quieto; Demostraciones de equilibrio sosteniéndolo en la cabeza o en un hombro mientras se baila; Ponerlo a girar en diferentes velocidades y direcciones acompañando con pasos de danza al mismo tiempo; Marcar golpes contra el piso y otra gran cantidad de variaciones que dependen únicamente de la creatividad y destreza de la bailarina.

HABLEMOS DE DANZA ÁRABE

Cuando entramos al maravilloso mundo de la Danza del Vientre o BellyDance, descubrimos un universo de posibilidades, gran variedad de ritmos, estilos, elementos, accesorios, disciplinas, fusiones. Un mundo mágico que vale la pena explorar!
Hablemos de Danza es una serie de 4 artículos que estaremos publicando cada 15 días, donde compartiremos sobre estilos, elementos y ritmos de las Danzas Árabes desde el punto de vista de Anasi.

Danza con Velo. (Hablemos de Danza Árabe)

Una mágica mezcla de armonía, expresión y desplazamientos que combinan la danza del vientre con la suavidad y el romanticismo de los velos.
La danza con velo permite a la bailarina jugar con diferentes tipos de sensaciones. La combinación de los movimientos del cuerpo con los del velo logra una hermosa fusión entre baile, misterio y destreza.

Al bailar con velos, se añade a la presentación un toque de sigilo y sensualidad que puede pasar por diferentes emociones y momentos durante su ejecución. Cubrirse con el velo al inicio de una coreografía permite disfrutar de movimientos lentos y seguros que al encontrarse “escondidos” tras el velo, dan la sensación de intriga, secreto, discreción y sensualidad. Al salir del velo, se presenta la bailarina como en una nueva entrada al escenario, es un momento de conexión con su público, un momento de revelación, instante en el que se aprecia toda su danza y su belleza, permitiéndole al espectador conectar con la coquetería, la expresión y la belleza característicos de esta danza.

Alas
Fotógrafo: Ándres Rodríguez

Los movimientos rápidos y fuertes con el velo, decoran el baile con figuras y colores. Los grandes movimientos con el velo, dan la sensación de vuelo, ondulación, libertad y celebración. La destreza de la bailarina en el manejo del velo se aprecia en la armonía y sutileza que se perciben en su baile.

El misterio y la sensualidad son los protagonistas en esta danza, que se baila con ritmos lentos, sin embargo en algunas fusiones y estilos se utilizan melodías rápidas. La bailarina adorna su baile con la utilización del velo, que se entiende como una extensión de sus brazos. Al interpretar la música con su cuerpo y con el velo se expresa coquetería y creatividad.
Utiliza el velo en la Danza Árabe para agregar variedad, elegancia, misterio y coquetería a tu baile, los velos tienen un especial encanto al hacerlos “volar” suavemente con los movimientos de la bailarina.

Sentir la danza

Bailar es sentir y expresar la música con tu cuerpo, sentir la magia de cada sonido y mover el espíritu al ritmo de los tambores, es expresar todo lo que sientes y lo que anhelas sin decir una sola palabra, es volar sin despegarte del piso, es viajar sin necesidad de cambiar de sitio. Bailar es contar historias en silencio, es mostrar pasión con los ojos, las manos, y los pies. La belleza de una mujer que baila puede solo compararse con la belleza de un atardecer, o un arcoíris, pues es una belleza que va más allá de tener una linda figura o una sonrisa perfecta; es una belleza natural, espiritual y mágica.

En mi vida no he tenido mayor bendición que crecer en un entorno de danza. La música y el significado de cada movimiento hacen que mi alma se llene de un yo-no-se-qué que disfruto con mi vida entera. La danza me ha enseñado que el equilibrio en tu vida se alcanza desde el interior. El dar y recibir en igual magnitud, el tener un lado masculino y uno femenino. ¿Qué hay de malo en querer darte un regalo a ti misma o gastarle un helado a alguien que no conozcas? ¿Por qué no podemos ser todos fuerza y decisión y a la vez ser una persona amorosa y sensible?. Quiero compartir la danza con todos los que me rodean no porque se vea hermoso (aunque sí lo es) sino porque al compartir la danza enseñándola, viéndola o presentándola ante un público, siento que le regalo un pedacito de mi alma al mundo, y siento que con cada movimiento y cada sonrisa logro comunicarle a la gente mis ideales, mis pensamientos, mis pasiones y mis miedos. Y ese ha sido y siempre será mi sueño.

Alguna vez alguien me dijo que mi súper poder era la conquista, y no lo entendí muy bien en el momento, pero ahora rijo mi vida bajo esta afirmación… porque al danzar se conquista, y al conquistar se comunica, al comunicar se ama y al amar todo se puede.

Autora: Carolina Garcìa

Aprender Danza Árabe

La Danza Árabe, o Danza del Vientre nos atrae al principio por su belleza, sensualidad y misterio, vemos a las bailarinas de danzas árabes como mujeres hermosas que destacan su feminidad, y belleza de una manera que nos llama mucho la atención. Nos atrae además el colorido, los trajes tan elaborados y llenos de detalles, la música, los ritmos y la variedad de elementos que se incorporan a estas danzas.

Fotógrafo: Ándres Rodríguez

Cuando tomas la decisión de aprender Danza árabe, llegas a tus primeras clases llena de expectativas, un poco tímida y curiosa. En mis años de experiencia como profesora de danza oriental he visto llegar a muchas mujeres a tomar sus primeras clases un poco nerviosas, emocionadas y queriendo encontrar algo más que simplemente el baile.
Recuerdo mucho mi primera clase de Danza Samkya, (una muy bonita fusión de danzas orientales), sentí una gran frustración al no poder hacer ni la mitad de los movimientos que hacía mi profesora, pero al mismo tiempo, admiré muchísimo su danza y su gran demostración de feminidad, suavidad, sensualidad y coquetería. En esa primera clase supe que había encontrado el gran amor de mi vida: las Danzas Orientales y supe que iba a aprender.

En la medida en que fui aprendiendo sobre los movimientos, fui haciendo cada vez más conciencia de mi cuerpo, de mi expresión y de mi feminidad. En cada clase lograba conectarme cada vez más con la magia, sensualidad y belleza que esta danza destaca en cada mujer, veía con admiración mi progreso en el aprendizaje y el de mis compañeras, al tiempo empecé sentir todos los beneficios que iba generando esta hermosa danza en todos los aspectos de mi vida.


Fotógrafo: Ándres Rodríguez
Con cada clase, curso, taller, presentación y ensayo hacía más consciente mi deseo de bailar y mi gran deseo de enseñar, de compartir con más mujeres todo lo que estaba aprendiendo y acompañarlas en este viaje de autoconocimiento, crecimiento y cambios positivos para la vida.

Tanto tomar clases como dictarlas ha sido una herramienta muy poderosa para mi vida, todos los días aprendo algo nuevo, conozco más de mí, de mis alumnas y de las personas con quienes

me relaciono, así cada día hago más consciencia de quien soy, de mi propósito y de la importancia de hacer todo con amor.

Al bailar esta danza he aprendido a hacer conciencia de muchas cosas, y en la medida en que hago la danza con conciencia crezco, aprendo, me lleno de vida, energía, amor y conocimiento.
Bailar con conciencia significa para mí, entender que cuando bailas no solo se mueve tu cuerpo, al bailar se mueve tu energía, tus órganos funcionan de una manera diferente, se incrementa el bienestar general, te haces más feliz, te conectas con tu esencia y con tu entorno, aprendes de ti y de los demás, te conectas con tu cuerpo, mente, espíritu de una manera diferente.

Conciencia del Cuerpo: Al aprender danzas orientales, aprendes a estar consciente de cada parte de tu cuerpo de cada movimiento. Aprendes a hacer movimientos especiales, diferentes que requieren de ti un conocimiento adicional de tu cuerpo y de tus capacidades.

  • Conciencia del Cuerpo: Al aprender danzas orientales, aprendes a estar consciente de cada parte de tu cuerpo de cada movimiento. Aprendes a hacer movimientos especiales, diferentes que requieren de ti un conocimiento adicional de tu cuerpo y de tus capacidades.
  • Conciencia del Entorno: Entender que eres parte de un todo, que todo lo que haces, dices, piensas y sientes se refleja de una u otra manera en lo que te rodea, que cada movimiento tuyo es una expresión que puede unirte con los demás y que todos hacemos parte de una única danza que es la danza del Universo!
  • Conciencia de la Feminidad: Disfrutar nuestra feminidad, conectarnos con ella con amor y sabiduría, entender la feminidad como parte muy valiosa de la mujer y vivirla en su totalidad sin importar el medio en el que tu vida se desarrolle. Ser femenina sin creer que eso me hace débil o vulnerable ante los demás.
  • Conciencia Social: Es muy lindo cuando entiendes que con tu danza puedes ser parte de un cambio para los demás, que puedes aportar una parte de ti para hacer una diferencia en la vida de otras personas. Bailar para alegrar a quien esté triste, para apoyar a quien esté necesitado, para generar conciencia en otros. ¡Se pueden generar tantos cambios a través de la danza!
  • Conciencia de la Armonía: La danza es una interacción armónica entre tu cuerpo, la música, tu mente y tus sentimientos. Cuando danzamos con conciencia llevamos esa armonía más allá volviendo todas nuestras relaciones armónicas. Generamos armonía con todos y con todo lo que va haciendo de nuestra vida una danza constante.

Así, cuando dances, hazlo siempre con conciencia, sabiendo que todo el bienestar que te produce la danza lo puedes multiplicar para llenar de bienestar, alegría, armonía y danza a todas las personas que te rodean!

La magia de la Danza del Vientre

Las mujeres que practicamos la Danza del Vientre o Bellydance conseguimos fortalecer y flexibilizar todos los músculos de nuestro cuerpo, captamos energías positivas, nos dulcificamos, nos conectamos de una manera más profunda con nuestra feminidad, sensualidad y belleza llenándonos así de herramientas muy poderosas para hacer a nuestro cuerpo más sano, activo, dinámico, femenino y sutil.

He comprobado que con la Danza Árabe se sueltan tensiones profundas, se dulcifica la mirada, se adquiere un estilo femenino propio y se genera una especie de aura misteriosa que despierta el interés de las personas que nos rodean.

Las danzas orientales en general, son las danzas con las que más conseguimos disfrutar de nosotras mismas, al bailar logramos sentir una

deliciosa mezcla de placer y euforia al mismo tiempo. Nos ayuda a despejar la mente y sin darnos cuenta cultivamos la magia, sensualidad, belleza y delicadeza en nuestro ser y en todo lo que nos rodea.

Son muchos los beneficios que se le atribuyen a la práctica de la Danza Árabe, tanto en el cuerpo físico como en el cuerpo energético, en la mente y en el espíritu. Para mí, es fascinante percibir la conexión que se logra entre el cuerpo, la mente y el alma, como se llega a conocer mejor tu cuerpo y entenderlo al tiempo que lo aprecias y lo disfrutas.
Gracias a la Danza del Vientre, se logra una mágica conexión que nos permite a las mujeres tomar conciencia de nuestra feminidad y fuerza, tomar conciencia de todo nuestro cuerpo que se traduce en bienestar en varios niveles.

Además de los beneficios físicos, como el incremento en la elasticidad, fuerza, energía y respiración, la Danza Árabe funciona también como una maravillosa terapia para la mente. Al estar conectadas con nuestro cuerpo y con la danza, logramos soltar la mente y liberarnos de los juicios, lo cual se traduce en un incremento en la autoestima, reduce la timidez, nos permite aceptarnos y disfrutarnos más tal como somos, nos desconecta de la cotidianidad y nos lleva a un espacio mágico donde reinan la fluidez de los movimientos, la alegría de bailar y el gozo de compartir con más mujeres un espacio especial para nosotras.

La Danza contribuye a ejercitar la coordinación y agilidad de los movimientos, así como el equilibrio. Además, favorece la tonificación de la piel y aumenta el drenaje de líquidos y toxinas. La danza actúa directamente sobre los centros de energía del cuerpo, eliminando bloqueos, tensiones y problemas de comunicación entre ellos, armonizando y dejando fluir esas energías por todo el cuerpo. La Danza estimula el buen humor, la sensación de bienestar y agilidad, la actitud de entrega y generosidad en las relaciones humanas, haciéndonos así más sociables, extrovertidas, sensuales y activas.

Danza, hoy y siempre, disfruta de la Danza de la vida, haz que cada instante en tu vida sea una danza. Celebra, Vive, Goza y Danza Siempre.

Historia Academia Anasi

Anasi es la materialización de un sueño que empezó hace varios años… hoy es un motivo de orgullo y gran satisfacción para mí ver la Academia formada y estructurada como siempre quise que fuera. Seguir un sueño y verlo realizado, la fuerza, la dedicación el amor y la disciplina para seguir trabajando en él y hacerlo cada vez mejor.


Bailo danza árabe desde el año 2000. Empecé a tomar clases de Danza Samkya como un pasatiempo después de haberme entrenado en Ballet Clásico, Danzas Folclóricas Nacionales e Internacionales. En la medida en que conocía más sobre las Danzas Orientales me fui enamorando, no solo de su belleza, también de todos los beneficios que esta iba trayendo a mi vida en todos los aspectos. Me certifico como profesora de Danzas Orientales en el año 2000 empezando así una hermosa etapa de mi vida!

Las primeras clases de Danza Árabe de Anasi fueron dictadas en la Sede Nacional de Uniandinos (Asociación de Egresados de la Universidad de Los Andes), se fue creando así el primer grupo de alumnas de Anasi, con quienes aún hoy tenemos una bonita y estrecha relación, simultáneamente dictaba clases en la ciudad de Villavicencio, gracias al apoyo de mi muy querida amiga Sandra Otegón, con quien hicimos un grupo de alumnas muy lindo y bailamos juntas durante más de un año!

La primera sede de la Academia Anasi se inauguró en el año 2008 en Chía (Cundinamarca), donde hicimos un salón espectacular al cual asistieron varios alumnos a clases de danza árabe, yoga, bailes y talleres de crecimiento y mejoramiento de vida!

En mayo el año 2010 la Academia Anasi es trasladada a Bogotá, donde empieza una nueva etapa de crecimiento y fortalecimiento. Al empezar de nuevo con Anasi, recibí el apoyo de una familia muy especial, quienes me abrieron las puertas de su escuela de bailes en Bogotá, brindándome así la oportunidad de empezar de nuevo! Dado el crecimiento que tuvo la Academia Anasi en ese tiempo, en noviembre del mismo año estrenamos la nueva Sede de Anasi donde se encuentra ahora.

Actualmente la Academia Anasi tiene su sede en la ciudad de Bogotá, en la Carrera 18 A No. 150-19, tenemos dos salones de clase, cafetería, parqueadero, vistieres, recepción y sala de espera donde se encuentra la Boutique de Anasi, en la que vendemos ropa y accesorios para la práctica de la danza árabe y de otros estilos de bailes.