Nuestro tercer articulo de la serie Hablemos de Danza, artículos que estaremos publicando cada 20 días, donde compartiremos sobre estilos, elementos y ritmos de las Danzas Árabes desde el punto de vista de Anasi.

Danza árabe con abanicos de seda. (Hablemos de Danza Árabe)

Abanicos de Seda, uno de los elementos que se ha incorporado a la Danza Oriental en los últimos años.

Los abanicos no hacen parte de la tradicional danza del vientre, son más una influencia de las danzas asiáticas y el flamenco. Al incluirlos dentro de esta danza se ha creado una fusión llena de color, magia y movimiento. Una hermosa fusión donde la sensualidad y misterio del uso de los abanicos, combinado con la suavidad y el vuelo de los velos de seda, hacen de esta danza una experiencia maravillosa.

Academia-anasi-abanicos-de-seda

Los abanicos de seda como elementos de aire, se convierten en una extensión de los brazos de la bailarina; su destreza se demuestra al combinar el ritmo y la coreografía con los Abanicos.

Manejo de los Abanicos: Pueden utilizarse abiertos y/o cerrados, con ellos se hacen giros, espirales, ondas, figuras, poses etc. Este elemento se usa en coreografías grupales y en bailes individuales; es versátil y llena el espectáculo de color. Una buena alternativa para hacer inolvidable tu presentación.

Por tratarse de un baile Fusión, la música que se utiliza para la danza con abanicos de seda es muy variada, desde ritmos clásicos egipcios hasta melodías modernas, también el uso de canciones rápidas, lentas y románticas. Se ve en algunas coreografías con Abanicos la incorporación de pasos y movimientos de danzas clásicas japonesas, chinas y tailandesas, lo cual le brinda una mezcla interesante entre lo clásico y lo moderno.

En las coreografías grupales se acostumbran a hacer varias figuras uniendo los abanicos de las bailarinas: círculos, flores, espirales, filas. Se hace más interesante el baile cuando se juega con los desplazamientos en el escenario y el movimiento de los abanicos mientras que se organizan para la creación de las figuras, de esta manera, la figura creada casi “aparece” ante los ojos de los espectadores como una sorpresa. En los bailes individuales es más común ver los giros y los grandes movimientos de los brazos para hacer que la seda vuele alrededor de la bailarina.

Utiliza los abanicos de seda para agregar color, movimiento, vida, fuerza y vuelo a tu danza, estos tienen un encanto único e inolvidable.