Las mujeres que practicamos la Danza del Vientre o Bellydance conseguimos fortalecer y flexibilizar todos los músculos de nuestro cuerpo, captamos energías positivas, nos dulcificamos, nos conectamos de una manera más profunda con nuestra feminidad, sensualidad y belleza llenándonos así de herramientas muy poderosas para hacer a nuestro cuerpo más sano, activo, dinámico, femenino y sutil.

deliciosa mezcla de placer y euforia al mismo tiempo. Nos ayuda a despejar la mente y sin darnos cuenta cultivamos la magia, sensualidad, belleza y delicadeza en nuestro ser y en todo lo que nos rodea.

Son muchos los beneficios que se le atribuyen a la práctica de la Danza Árabe, tanto en el cuerpo físico como en el cuerpo energético, en la mente y en el espíritu. Para mí, es fascinante percibir la conexión que se logra entre el cuerpo, la mente y el alma, como se llega a conocer mejor tu cuerpo y entenderlo al tiempo que lo aprecias y lo disfrutas.
Gracias a la Danza del Vientre, se logra una mágica conexión que nos permite a las mujeres tomar conciencia de nuestra feminidad y fuerza, tomar conciencia de todo nuestro cuerpo que se traduce en bienestar en varios niveles.

Además de los beneficios físicos, como el incremento en la elasticidad, fuerza, energía y respiración, la Danza Árabe funciona también como una maravillosa terapia para la mente. Al estar conectadas con nuestro cuerpo y con la danza, logramos soltar la mente y liberarnos de los juicios, lo cual se traduce en un incremento en la autoestima, reduce la timidez, nos permite aceptarnos y disfrutarnos más tal como somos, nos desconecta de la cotidianidad y nos lleva a un espacio mágico donde reinan la fluidez de los movimientos, la alegría […]